Cómo califican los bancos y consejos para no afectar mi score crediticio

Cómo califican los bancos y consejos para no afectar mi score crediticio

Para comprar la casa ideal o salir de tus deudas, muchas veces es necesario recurrir a un crédito hipotecario o de liquidez.

Obtener el mejor crédito sin visitar todos los bancos de la ciudad no es tan fácil si no se cuenta con conocimientos básicos de cómo funcionan estas entidades económicas y qué es lo primero en lo que se fijan para aprobar una solicitud.

Para hacer tu experiencia más agradable y menos burocrática, te dejamos algunos puntos que debes tomar en cuenta antes de comenzar con tu solicitud, toma nota:

Historial crediticio

Muchas personas no quieren tener tarjetas de crédito o pagos domiciliados porque temen tener una mala experiencia o endeudarse sin darse cuenta.

Estos créditos pequeños son los que nos crean un historial crediticio. Si financieramente no existes es muy difícil que una institución confíe en ti a pesar de que tengas un gran sueldo o propiedades a tu nombre.

Debes tener en cuenta que el consumo mensual de tu tarjeta no exceda el 50% del límite de tu crédito.

Si tienes una tarjeta de crédito, haces uso de ella constantemente y además pagas a tiempo, los bancos podrían ofrecerte otra con un límite de crédito más alto, intereses más bajos y beneficios exclusivos. De ser así, estarás en la posición de elegir qué tipo de crédito quieres y cómo lo quieres.

Capacidad de pago

Tiene que ver con que no dediques más del 30% de tus ingresos al pago de tu préstamo. Para comprobar ingresos solo necesitarás tu recibo de nómina, si eres una persona física y demostrar que no tienes demasiados compromisos financieros y otras deudas que impidan que cumplas con tu compromiso de pago en tiempo y forma.

Ahora bien si eres una persona física con actividad empresarial, deberás demostrar que tu negocio y tu fuente de ingreso es suficiente para mantener tu estándar de vida más el compromiso financiero a adquirir.

Una recomendación para revisar periódicamente tu situación financiera y tu nivel de endeudamiento es obtener un reporte anual gratuito o pagar una pequeña cantidad para revisarlo cuando así se requiera y con ello conocer tu score, es decir, la calificación global que tienes como cliente. Realizar muchas consultas podría afectar esta puntuación.

Profesión

Si eres una persona que recibes tus ingresos mediante una nómina fija o constante al mes, el banco suele calificarte de mejor manera ya que toma el 100% del total de tus ingresos netos o inclusive hay bancos que llegan a tomar los brutos como referencia.

Si eres un profesionista independiente o una persona física con actividad empresarial, el banco sólo tomará en cuenta un porcentaje de tu ingreso, por ejemplo, podría ser del 30% al 40%, ya que necesitas el resto para seguir invirtiendo.

Tu edad

Si eres muy jóven o ya pasas de los 75 años es difícil que el banco otorgue un crédito sin pedir un aval.

En ese caso, también el plazo para pagar el monto total se verá modificado. En esos casos existen algunas opciones bastante válidas como apoyarte de una persona que pueda ser tu obligado solidario para que apoye y fortalezca la solicitud del crédito.

No actúes por impulso

Por más importante que sea tener el dinero a la brevedad, no cometas el error de dejar solicitudes en todos los bancos que conozcas.

Eso te hará lucir desesperado y te restará bastantes puntos, por lo general debe existir un rango de 10 días entre una solicitud y otra.

Uno de los beneficios de contratar un broker financiero, es que este tiene el conocimiento para decirte cual banco es la mejor opción para tus necesidades y hacer que sea esa institución sea la que apruebe el crédito.

Si no tienes ninguna experiencia y no sabes qué hacer para que tu crédito sea aprobado cuando lo necesitas, te recomendamos asesorarte desde el principio con un broker financiero y dejar que él se encargue de todo.


Suscríbete a nuestro blog

Recibe las últimas noticias y consejos sobre finanzas.