No caigas en estafas cibernéticas, aprende a identificar fraudes

No caigas en estafas cibernéticas, aprende a identificar fraudes

La Condusef advirtió que en los últimos tres años cerca de 6 millones de adultos fueron víctimas de algún fraude, muchos de ellos vía internet.

El dinero rápido y la clonación de plásticos, son métodos que utiliza la delincuencia organizada para poner en riesgo las finanzas familiares, sobre todo en épocas decembrinas cuando la gente recibe más dinero y también hace más gastos. 

Tan solo en el primer trimestre de este año, los fraudes ciberneticos crecieron hasta en un 35%, con relación a 2018. El monto ascendió a $5,908 millones de pesos; se bonificó sólo el 42% y 87 de cada 100 fraudes cibernéticos se resolvieron a favor del usuario.

Ante lo anterior, lo único que hasta el momento puede protegernos es la prevención, ya que no todo lo que brilla es oro y es muy peligroso dar clic en cualquier enlace que promete darnos créditos express, productos a la mitad de su precio comercial, vuelos y hoteles baratos, entre muchas otras “promociones”.

¿Cómo identificar una estafa por internet?


Hay diferentes tipos de estafas, y todas ellas operan de modo diferente por lo que vamos a centrarnos en la obtención de un crédito.

En estos casos lo más popular, es ofrecerte una cantidad importante de dinero o una casa, sin importar que tengas un mal historial en Buró de Crédito, desde ese punto puedes darte cuenta que es un fraude, ya que uno de los primeros pasos para ser sujeto a crédito es tener un buen historial, no existe tal cosa como borrarte del buró, sobre todo si quedaste debiendo cantidades muy grandes de dinero.

También pueden decirte que no hay necesidad de comprobar ingresos, ningún banco le prestará a alguien que no puede demostrar que tiene capacidad para pagar.

Te prometen tasas muy pequeñas de interés, puede que te den una explicación muy convincente (“es a fondos perdidos”, “es un programa del gobierno”, “es un banco nuevo y quiere ganar clientes”) pero no caigas en la estafa.

Lo segundo, es que te piden todos tus datos, esto puede ser para una clonación de identidad, nunca des tu información personal a un desconocido por medio de un chat, ellos pueden hacer compras con tu tarjeta de crédito o débito, en cuestión de segundos.

Posiblemente también recibas un e-mail de tu banco ofreciendo un crédito inmediato, comprueba que el mensaje sea genuino por medio de la URL, si das clic a un enlace y te saca a otra página que no sea oficial, evidentemente eres una víctima potencial, si el correo automáticamente se fue a SPAM o aparece una leyenda que dice “sitio no seguro”, ni siquiera lo abras.   

Lo tercero, es que quienes se hacen pasar por un broker hipotecario o de seguros, te pidan un adelanto para agilizar el trámite, tienes que saber que ningún banco te cobra por darte un crédito, el costo se origina cuando contratas los servicios de alguien que te ayude con el proceso (broker) pero sus honorarios deberán ser cubiertos una vez que el crédito esté aprobado y no antes. 

¡Cuida tu dinero, protege tus datos y no des a nadie información personal o financiera!

Con información y estadísticas de: Condusef y Diario El Horizonte 


Suscríbete a nuestro blog

Recibe las últimas noticias y consejos sobre finanzas.