En este momento estás viendo No puedo seguir pagando mi crédito hipotecario, ¿Qué debo hacer?

No puedo seguir pagando mi crédito hipotecario, ¿Qué debo hacer?

Decidir adquirir un crédito hipotecario es una decisión sumamente importante, que si bien trae consigo muchos beneficios y felicidad también tiene una carga de responsabilidad muy alta. 

Es por ello que al solicitar tu crédito es imprescindible que estés en una situación financiera estable con ingresos fijos o bien que tengas un respaldo económico sólido. 

Desafortunadamente, no podemos controlar todo a nuestro alrededor por lo que estamos expuestos a que nuestra vida de un giro de 180 grados y terminemos en una situación totalmente diferente a la que estamos acostumbrados. 

Ya sea por pérdida de empleo, un robo, malas decisiones financieras, gastos mayores, imprevistos, etc. Son múltiples las razones que te pueden poner en aprietos económicos de un día para otro.

Es justo debido a esto que existen casos de personas que no pueden continuar pagando su hipoteca, lo cual no solo les da una mala calificación en buró de crédito sino que también los pone en riesgo de perder su casa y la inversión que hasta el momento han hecho. 

Sin mencionar que los procesos de desalojo de una institución bancaria son mucho más rápidos que los de instituciones de carácter social como el INFONAVIT, que puede tardar hasta 10 años en desalojar a los habitantes de una vivienda que no ha sido pagada. 

¡Pero tranquilo! Si estás en una situación de este tipo, no creas que las puertas del mundo se te han cerrado y no queda más que resignarte. De hecho, aunque no lo creas, este tipo de situaciones son bastante comunes y nos alegra decirte que tienen solución. 

A continuación te decimos lo que debes hacer si es que no puedes seguir pagando tu crédito hipotecario. ⬇️

Habla con el banco

Bien dicen por ahí que hablando se entiende la gente y como dejar de pagar tu crédito no es algo que te convenga ni a ti ni al banco, la primera opción que te damos es acercarte directamente a la institución bancaria y comentarles tu situación, de esta forma ellos te darán alternativas para que no pierdas tu inmueble. 

Haz los cambios necesarios

Existen financiamientos en el mercado inmobiliario que te permiten sustituir tu hipoteca por una con mejores condiciones e incluso con liquidez adicional. 

Muda tu hipoteca

Otra de tus alternativas es mudar tu hipoteca a otro banco o institución crediticia con un plazo mayor y mensualidades menores. 

Seguro de desempleo

Si verdaderamente te encuentras en una situación económica muy difícil por pérdida de empleo, puedes tramitar tu seguro de desempleo, el cuál te permite tener una prórroga de pago de hasta 3 meses. 

Periodo de gracia

Si tienes tu crédito hipotecario en instituciones como el INFONAVIT o el FOVISSSTE, puedes ponerte en contacto con ellos para explicarles la situación y negociar. En este tipo de organismos es posible que te ofrezcan una prórroga de pago del crédito conocida como ¨periodo de gracia¨. 

Reestructuración del saldo

Si el problema por el que dejaste de pagar tu hipoteca es temporal y tienes la seguridad de que pronto recuperarás tu estabilidad económica, esta puede ser tu opción ideal. Consiste en llegar a un acuerdo con el banco para liquidar todo el adeudo más intereses en una fecha determinada. 

Reestructuración del total del crédito

Esta opción se trata de firmar un convenio modificatorio en el que se negocian las condiciones del crédito; incluido el monto adeudado, los intereses, plazos, etc. En caso de llegar a un acuerdo con el banco, todos estos cambios estarán constatados por escrito. 

Vende el inmueble

En caso de que te sea muy complicado seguir pagando tu hipoteca, puedes realizar un traspaso de tu deuda a alguien interesado en comprar el inmueble. Si bien es una decisión muy drástica, es una buena opción para no perder todo tu dinero invertido en esa propiedad. 

No obstante, considera que si quieres vender tu inmueble debes hacerlo rápido, ya que una vez que tu cuenta llegue con un despacho jurídico, esta acción ya no será posible.

Aceptar la dación en pago

Finalmente, la última opción y menos recomendable es aceptar la dación en pago, es decir, regresar tu inmueble y con eso liquidar la deuda pendiente. 

Esto quiere decir que perderás el dinero invertido en enganche, mensualidades, etc., e incluso si la deuda no se salda con la subasta pueden proceder contra alguna otra de tus pertenencias. 

⚠ ️ Recuerda que lo más importante es no caer en incumplimiento de pago, pues este tipo de irregularidades en tu historial crediticio pueden derivar en acciones jurídicas. 

Para hacer de tu solicitud de crédito hipotecario un proceso más ameno y seguro, solicita la asesoría de un broker hipotecario mediante una llamada o una cita. Estamos seguros de que encontraremos una solución efectiva a tu caso. 

Contamos con una gran variedad de artículos para que tengas conocimientos en el ramo hipotecario, suscríbete a nuestro newsletter para no perderte nuestras entradas.

Síguenos en Facebook, Twitter, YouTube e Instagram para más contenido sobre créditos de liquidez, hipotecarios y PYME.

Simulador de crédito hipotecario y liquidez

Santander Banorte BBVA HSBC

¡Comprueba que Brokers es tu mejor opción!


Suscríbete a nuestro blog

Recibe las últimas noticias y consejos sobre finanzas.

Suscribir
Notificar de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios